Mi fracaso en el Dropshipping: La trampa del dinero fácil

Posted by on Sep 27, 2019 in Estafas

Mi fracaso en el Dropshipping: La trampa del dinero fácil

Si conoces mi historia, sabrás que me ha ido bastante bien en los negocios online. Actualmente trabajo en casa, tengo bastantes clientes y no madrugo. Sin embargo, también cometo errores y me dejo llevar por el dinero fácil, como por ejemplo, el dropshipping.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un modelo de ventas muy popular en estos últimos años. Consiste en montar una tienda online de productos, pero en vez de tener tu almacén y tu stock, los pedidos llegarán directamente de tu mayorista a tu cliente. Por ejemplo, en vez de comprar un producto, almacenarlo y venderlo, esperarás a que te lo compren, para comprarlo después tú y mandarlo directamente al cliente. Básicamente, es especular con productos (generalmente de China), a los que inflarás el precio. La mayor ventaja es que no tienes almacén, no tienes apenas mantenimiento e incluso hay aplicaciones que pagan al mayorista y meten la dirección del cliente con un solo click.

En teoría, esto suena como el negocio del siglo. Puedes ahorrar mucho dinero en almacenes y vender de forma sencilla. Imagina coger ese anillo de AliExpress de 3 euros, venderlo por 10 euros, mandar el pedido de AliExpress a su casa y ganar 7 euros sin esfuerzo. La verdad que al escuchar esto, decidí probar suerte, pues conocí a un amigo que le estaba yendo bien y que ganaba 100 euros netos diarios.

Siempre he sido un apasionado de los ingresos pasivos, así que rápidamente me puse a buscar información. Lo primero que encontré fueron cursos carísimos, de 300 a 1000 euros, que obviamente decidí no comprar. Decidí formarme por mi cuenta y aprendí bastantes cosas sobre el tema.

Primeros pasos

En unos días, devoré toda la información que pude del tema y enseguida era un experto. Aprendí a usar shopify, una plataforma de tiendas online muy fácil de usar y aprendí a usar Oberlo, que es una aplicación que lleva integrada y que sirve para integrar productos de AliExpress en la tienda. Además, aprendí más de Facebook Ads (ya la conocía por mis negocios) y empecé mi negocio muy ilusionado.

Decidí hacer un nicho de joyas baratas y bisutería, pues había leído que era un nicho que funcionaba bastante bien. Decidí vender joyas de AliExpress por 2 o 3 veces su valor, tratando de usar tácticas de marketing para llamar la atención. Al final, me ha ido bien con marketing de afiliados y pensé que me iba a ir bien también aquí.

Dropshipping

Un ejemplo típico de Dropshipping: Anillo de 1 euro que vendo a 10

Lo que no te cuentan del dropshipping

Aunque al principio monté la tienda ilusionado y todo parecía ir bien, enseguida descubrí que hay que tener cuidado con este mundo. Los gurús prometen ganancias fáciles y recuperar el dinero en pocos días, y no voy a negar que haya gente que lo consiga, pero no fue mi caso.

En mi caso, me metí en un nicho que no conocía y no conseguí vender nada en los días que tuve la tienda. Hice campañas de publicidad, cambié productos y al final, acabé perdiendo dinero. La gente entraba en el anuncio, pero no compraba, ni una sola vez.

Ahí, llegué a la conclusión de que el dinero fácil no existe. Los dropshippers que ganan dinero trabajan duro en escoger un buen producto, invierten mucho en ensayo/error hasta que dan con la tecla y también, trabajan por dar confianza con su marca. La confianza es la verdadera clave y lo más difícil de hacer, pues es difícil convencer a alguien de que compre tu producto cuando en AliExpress vale la mitad.

Lo que aprendí

Al final, mi mayor error no es que no supiera hacer dropshipping, sino que me dejé llevar por las emociones y el dinero fácil. Vi el dinero de la tienda de mi amigo y me emocioné, pensando que yo podría hacer lo mismo. Después de la derrota, aprendí que había diferencias clave entre la tienda de mi amigo y la mía:

  1. En España no hay conversiones: Mi amigo vende a todo el mundo y yo solo a España. En este país, todavía no hay suficiente auge del comercio electrónico y a la gente le cuesta mucho comprar. La gente solo se fía de las páginas oficiales y cuesta mucho creer en una página nueva, por muy bien que se haga.
  2. No todos los nichos valen: Mi nicho de joyas y anillos no llamó la atención, y mi error fue pensar que lo que me llama la atención a mi, lo hace en los demás. No entres a un nicho que no domines y trata de asesorarte de gente que entienda más del tema que tú. Muchos productos que vendí no gustaban a la gente y por eso, no convertían.
  3. Debes dominar plataformas de anuncios: El inconveniente de este método de ventas, es que las plataformas que se usan (shopify, oberlo y demás aplicaciones), son bastante caras. De este modo, es un modelo de negocio donde tendrás que vender rápido y no podrás permitirte estar 2 meses haciendo SEO. Por ello, debes ser un experto en Facebook Ads y demás plataformas para poder vender. Generalmente, aprenderás haciendo ensayo error, por lo que como dice Fermín Trujillo, hay que echarle billetes.
  4. La importancia del producto y las fotos: El «truco» de los dropshippers, es vender ese típico producto que parece caro, pero realmente es barato. Yo me limité a poner fotos que venían por defecto y por eso no conseguí ese efecto.
  5. Ojo con el envío y las devoluciones: Yo no llegué a tener este problema (no vendí ni un producto), pero he leído casos que han tenido problemas con ambos. El envío viene muchas veces desde China, por lo que tu cliente podría impacientarse y pedir una devolución.

Salí bastante escaldado , pero en el futuro puede que monte otra tienda. Eso sí, ya no lo haré cegado por el dinero rápido, sino estudiando a los clientes, vendiendo en todo el mundo y tratando de llegar al nicho deseado.

Conclusiones

Mi conclusión fue que este modelo de negocio puede funcionar, pero que no es como te lo cuentan. No todo el mundo puede ganar 3000 euros al mes sin esfuerzo con este método, pues hay nichos que no son rentables y tienes que tener conocimientos de marketing para poder vender.

Algunos productos pegan el pelotazo, pero otros muchos, no venderán nada. Eso sí, hay negocios que podrían tener más futuro, como por ejemplo crear tu propia camiseta con un proveedor de dropshipping que te la mande (porque es crear tu propio producto y aportas valor).

Como siempre, hay pocos negocios online que realmente sean efectivos. El dropshipping no lo puedo considerar ni efectivo, ni inútil, pues siempre encontraremos casos de éxito y casos de fracasos. Eso sí, si eres nuevo en los negocios online y no tienes dinero (como la mayoría de gente que quiere un curso de estos, porque si tú tienes un buen trabajo, no te preocupas de esas cosas), no te lo recomiendo. En su lugar, es mejor alternativa el trabajo freelance, donde el coste es 0 y el retorno está garantizado.

La conclusión que saco es que este negocio puede ser viable, pero no es sencillo, y que no consiste en montar una tienda y ser rico. Tienes que trabajar mucho, saber de marketing e investigar mucho al consumidor. Es más, si no eres capaz de vender de forma normal, no vas a poder hacerlo con esta modalidad. Al final, nunca te dejes llevar por el dinero fácil y piensa las cosas antes de actuar. El dinero rápido te hace pensar de forma irracional, y por eso la gente juega a la lotería y a la tragaperras.

Otras cosas a tener en cuenta para aprender a hacer dropshipping correctamente

  • Ojo con la fiscalidad: Para vender en España, necesitas estar dado de alta como autónomo y repercutir el 21% de IVA en todas las compras. El IVA te puede comer muchos beneficios, y por ello, tendrás que hacer malabares para tener ganancias y que te salga rentable por la publicidad. Además del IVA, pagarás cuota de autónomos e IRPF por los beneficios que te queden, si es que te queda algo. Yo ya soy autónomo, así que no tuve problemas, pero una persona que está empezando puede recibir una desagradable carta de hacienda.
  • Operador intracomunitario: Si vendes fuera de España, también debes de tener cuidado. Para vender a la Unión Europea sin IVA, necesitas estar dado de alta en el ROI o Registro de Operadores Intracomunitarios. Darse de alta aquí, es un proceso burocrático bastante largo, donde tendrás que esperar meses y donde hacienda te hará un requerimiento de tus libros de contabilidad, tu registro catastral y la copia de tu alta. Yo ya soy Intracomunitario, aunque de todas formas, solo vendía en España.
  • Devoluciones: En España, tenemos que dar garantía de 2 años y tener una política de devoluciones (además de todos los avisos legales que debes redactar). Por ello, debes ahorrar parte de tus ganancias por si se te devuelve un producto.
  • Tendrás que reinvertir en publicidad constantamente: A menos que seas un crack del SEO, hagas 288 artículos y consigas posicionarte delante de la competencia, tendrás que invertir en publicidad constantemente. De este modo, una facturación de 100 euros, se puede ver reducida a 30 euros de beneficios debido a los impuestos y a los anuncios. Además, ten en cuenta que la tienda tiene otros gastos que deberás cubrir. Además, tendrás que jugar mucho con las plataformas de anuncias e ir probando los intereses que venden.

Marketing de afiliados vs Dropshipping

Si no quieres ser autónomo y quieres vender, todavía tienes una alternativa, y es el marketing de afiliados. En este tipo de marketing, no vamos a vender nuestros productos, sino directamente los de la empresa.Después, la empresa me dará un porcentaje de comisión por ello.

Por ejemplo, si yo pongo un enlace de cursos de Udemy, si compras alguno me llevo un porcentaje de comisión. El marketing de afiliados da una comisión que oscila entre el 4 y el 12% del total de la venta. Además, algunos afiliados guardan la cookie unos días, es decir, que si el cliente compra algo en esos días ganarás igual el dinero.

En principio, un 4-12% puede parecer poco margen, sobre todo comparado con el 100-500% que puede dar el dropshipping. Sin embargo, tiene algunas ventajas que lo hacen a mi modo de ver, una opción superior.

  • Es más barato: Para hacer marketing de afiliados, solo necesitas un dominio y un hosting. Tendrás que contactar con los afiliados y promocionar su producto, generalmente con reseñas. Yo lo hago en mi página web Músculo y Mente, promocionando por ejemplo, las proteínas de MyProtein.
  • Trabaja para ti mientras duermes: Aunque también se pueden hacer tácticas de publicidad, los afiliados se suelen trabajar con SEO. De este modo, haremos el trabajo duro una vez, pero luego, el artículo trabajará para ti mientras duermes. Tan sólo tendrás que hacer alguna revisión de vez en cuando y vigilar a la competencia. En cambio, los dropshippers tienen que intentar vender constantemente (sobre todo por las pocas opciones de SEO que ofrece shopify).
  • Es más tranquilo: En Dropshipping, tendrás que vender mucho desde el principio por su elevado coste. Aquí, puedes ir poco a poco, haciendo reseñas y viendo a ver si convierten. La mayor ventaja de su bajo costo, es que no tenemos prisa para recuperar la inversión, por lo que nos lo tomaremos con más calma.
  • No tienes que tener una marca propia: Al final, los dropshippers tienen que vender su propio producto bajo su marca (aunque sea de AliExpress), con todo el trabajo que tiene detrás. En cambio, un afiliado vende una marca ya establecida y con una clientela fija, por lo cual, te ahorras todo el marketing de marca.
  • No hay que ser autónomo en un principio: Hacienda no va a mirar con los mismos ojos a un vendedor en su país, que a un afiliado. El afiliado, puede declarar sus ingresos como complementarios si no gana mucho, pero el vendedor, se expone a los ojos del estado mucho más fácilmente. De este modo, es mucho más sencillo para gente principiante.

De este modo, seguiré apostando por el marketing de afiliados, al menos a corto plazo. Hacer dropshipping requiere tiempo si quieres que salga bien (poner productos, buscar proveedor y negociar, hacer campañas de pubilicidad). En cambio, muchas reseñas que hice hace años, me siguen dando dinero mes a mes sin tener que hacer absolutamente nada.

Read More »

Introduce tu email para recibir de forma gratuita el ebook



Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies