5 razones para no ser funcionario

Posted by on Jul 5, 2018 in Motivación

5 razones para no ser funcionario

En el país que vivimos, ser funcionario es el sueño y el objetivo de muchísima gente. Desde que terminamos los estudios, tanto nuestra familia, como nuestro entorno, nos dicen que tenemos que preparar una oposición para ser funcionario.

La razón que nos exponen, es que el empleo fijo es fundamental, que siendo funcionario no te pueden echar,y que vas a poder vivir de forma cómoda hasta que te jubiles.

De esta forma, muchísimos españoles persiguen el sueño dorado de las oposiciones, pues parece muy sencillo, ya que tan sólo tenemos que aprobar un examen y tendremos un empleo dorado en la administración pública.

No voy a negar que parte de razón tienen, pues al final está claro que ser funcionario te ofrece una estabilidad,un salario decente en comparación con los trabajos tradicionales, y una cierta comodidad.

Sin embargo, ésto es Emancipación Económica, no se trata de comparar a los funcionarios con los trabajos normales de toda la vida con 8 horas, contrato temporal y ETT, pues ahí evidentemente ganan los funcionarios. Se trata de compararlo con nuestro estilo de vida, de escoger el horario, las horas de trabajo, trabajar en casa y aumento de salario a la hora.

Si comparamos a los funcionarios conmigo, ellos salen perdiendo por goleada. Si estás pensando en ser funcionario, te aconsejo antes leer estas 5 razones por las cuales no te aconsejo ser funcionario, y escoger la emancipación económica.

Antes de seguir, debo decir que ésto no pretende ofender a ningún funcionario, pues tengo muchos amigos del sector público, y yo he formado parte de él como personal laboral interino. Es simplemente una opinión,nunca una verdad absoluta.

Coste de oportunidad

Hasta el año 2011, aprobar una oposición en España era relativamente sencillo.Te ibas a una academia, te preparabas un par de años, y conseguías la plaza. De esta forma, tu coste de oportunidad era tan sólo de dos años, muy inferior por ejemplo al que supone ir a la universidad.

Sin embargo, y como vimos en mi ebook gratuito sobre cómo empezar a ganar dinero desde casa, el mundo ha cambiado. Ahora mismo, el mundo del siglo XX ha muerto, y opositar suele ser repartirse pocas plazas para cientos de miles de personas,quien tienen el sueño de ser funcionarios.

De esta forma,conozco a muchos jóvenes que en el mejor de los casos, vagan durante décadas como interinos, y en el peor, tiran la mitad de su vida estudiando y perdiendo grandes oportunidades de hacer dinero.

En cambio,si decides trabajar desde casa, vas a poder ganar dinero con mucho menor coste de oportunidad, pues yo el primer mes ya estaba ganando dinero. Además, como tengo tiempo libre,pues podría si quisiera prepararme unas oposiciones,aunque no quiera,aunque sí que he trabajado en algunas bolsas de trabajo de empleo público, con mucho menor coste de oportunidad y de forma estacional.

Bajo salario

Aunque el funcionario cobre más dinero que el empleado privado, eso no es nada en comparación a lo que se puede cobrar si logras la emancipación económica. El empleado público, quitando algunas excepciones como los controladores aéreos y registradores de la propiedad (y a más se gane, más difícil es la oposición),un funcionario rara vez gana más de 2000 al mes.

Si miramos el salario a la hora,la comparación es aún peor, pues los funcionarios trabajan 35 horas a la semana. Yo trabajo 20 horas mensuales o menos,así que en la comparación, la emancipación económica gana por goleada de nuevo.

Aunque sí que es verdad,que inicialmente ganarás menos dinero,no tardarás mucho en duplicar y triplicar tus beneficio. Además, al tener libertad de movimientos, siempre podrás irte a países con mejores condiciones de vida, cosa que el funcionario no puede.

Estancamiento y falta de libertad

Por lo general, el funcionario se estanca, pues aunque exista la promoción interna, el tener el futuro asegurado, te hace tener menos capacidad de cambio. Mucha gente no sube de categoría, pues si gana 1200 euros de auxiliar, no le merece la pena estudiar para ganar un poco más de oficial.

Muchas veces, estás atado a una plaza en un sitio, y tienes que esperar meses a que te den el traslado, si es que te lo dan. Al final, vas a estar atado a un lugar, y tendrás que vivir en él aunque no te guste.

Además, si eres empleado público, estarás limitado a la hora de ejercer una segunda actividad, pues estás sujeto al régimen de incompatibilidades. Como ya he dicho antes,alguna vez he estado en bolsas de trabajo de personal laboral, y he tenido que mirar bien el tema de la compatibilidad para poder compaginarlo con mi actividad de autónomo.

En cambio, con la emancipación económica tienes total libertad de crecer, pues no tienes techo al ser trabajador por cuenta propia, te puedes ir a otro país si quieres, y si quieres complementar tus ingresos, podrás tener otra profesión si quieres.

Monotonía

Para algunos el empleo fijo es lo mejor del mundo, pero no lo es para mi. Ser fijo en un sitio, supone hacer lo mismo a diario. La misma mesa,la misma oficina, los mismos compañeros,los mismos informes y lo mismo año tras año. ¿Sabéis por qué muchos funcionarios tienen depresiones,aún teniendo en teoría los mejores trabajos? Pues por cosas como éstas, pues el cerebro humano se cansa de la monotonía.

En cambio, con la emancipación económica,yo escojo mi lugar de trabajo, y lo que quiero hacer,pudiendo quitarme de proyectos que no me gusten. Hoy puedo trabajar en el monte, mañana en una playa y pasado en mi casa. Puedo ir a ver a mis padres y trabajar en su casa, puedo irme a otro país y trabajar allí… La monotonía directamente no existe.

Horario rígido y madrugones

Y llegamos a la parte que más me gusta de mi trabajo, la flexibilidad. Los funcionarios,aunque sean fijos, tienen un horario fijo y tienen que seguir madrugando igualmente. Conozco personas que duermen muy poco por tener horario de mañana, teniendo que elegir entre acostarse temprano para dormir, o tener vida social nocturna y ver los programas de TV que echan por la noche.

En cambio, en la emancipación económica trabajas desde casa,sin horarios,y sin madrugones. Yo mismo duermo siempre 8 horas y me adapto a lo que me pida el cuerpo.El funcionario será fijo,pero no puede hacer eso.

5 razones para escoger emancipación económica y no ser funcionario

Si hemos visto 5 razones para no ser funcionario, podemos rápidamente resumirlas en 5 razones para quedarte aquí, y escoger mi increíble estilo de vida.

  1. No tienes que sacrificar años estudiando: El funcionario está 10 años opositando,pero tú puedes empezar a ganar dinero desde el primer mes,y en pocos años tener tu gran sueño, como yo hice.
  2. No tienes tope salarial: El funcionario está limitado por su categoría, tú no tienes techo. Aunque inicialmente ganes menos,sigue trabajando y al final le ganarás.
  3. Siempre estarás motivado para crecer: El funcionario tiene la sensación de seguridad, la cual cree que es buena, pero le impide crecer.Tú siempre estarás motivado para crecer, aprovechando la presión de no tener trabajo fijo a tu favor.
  4. Diversión y cambios: El funcionario siempre está en la misma oficina, tú estás trabajando donde quieras, cómo quieras, y con quien quieras.
  5. Libertad de horarios: El funcionario trabaja de 7 a 3 y se levanta a las 6. Tú trabajas lo que quieras, cuando quieras y con el horario que quieras.
Read More »

Introduce tu email para recibir de forma gratuita el ebook


Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies