Cómo comer con bajo presupuesto

Cómo comer con bajo presupuesto

Posted by on Dic 18, 2018 in Ahorro

Cómo comer con bajo presupuesto

El ahorro es parte fundamental de una Emancipación Económica, pues vivir con poco dinero, te puede permitir dejar tu trabajo y no depender tanto de él. Por ejemplo, una persona que trabaja 8 horas y gasta 1000 euros al mes, podría gastar 500 euros al mes y cambiar a un trabajo de 4 horas diarias, dejando las otras 4 horas para montar un negocio online o trabajo freelancer que le otorgue mayor nivel de vida en el futuro. Sin embargo, uno de los mayores problemas de la gente, es que no consigue comer con bajo presupuesto.

Escucho muy a menudo a gente diciendo que no puede gastar menos de 400 euros al mes en comer, una cifra sin duda muy elevada. Sin embargo, este gasto no equivale a comida nutricionalmente densa, pues al final, estas personas están peor alimentadas que yo, pues es posible comer con bajo presupuesto y estar sano.

En mi caso, he conseguido ganar masa muscular y mantenerme delgado, con una dieta completa, por tan sólo 50 euros al mes. Como mi libertad no tiene precio, en mis inicios en este sector, preferí reducir mis gastos en lugar de compatibilidad mi actividad online con un trabajo tradicional, y uno de los gastos que reduje, fue el de la comida. Realmente es posible lograr una dieta más o menos saludable por poco dinero. Yo he llegado a gastar 50 euros al mes en comida, con una dieta rica en hidratos de carbono, grasas y proteínas.

De este modo, vamos a ver cómo podemos comer con bajo presupuesto. Sigue estos consejos, y podrás tener una dieta sana, gastando 50 euros al mes en comida. Además, aunque quieras comer otros alimentos más caros, muchos consejos aplican igual, pues puedes consumir alimentos más caros como la ternera, y conseguir gastar menos que alguien que come de la forma tradicional.

No compres alimentos precocinados

Comer con bajo presupuesto

El principal error que la gente comete a la hora de comer con bajo presupuesto, es el hecho de comer alimentos precocinados. Estos alimentos, cuestan mucho más caros que la comida normal, y muchas veces los comemos porque no tenemos tiempo para cocinar.

Sin embargo, al final el tiempo es cuestión de prioridades, pues por ejemplo, hervir unos macarrones son 10 minutos, y comer una bandeja precocinada de macarrones son 3 minutos. ¿De verdad estás tan ocupado que no tienes 7 minutos extra para cocinar?

Para ver la diferencia entre el precio, tenemos la comparación del arroz. En mi localidad, un kilo de arroz cuesta unos 0.70 céntimos el kilo en crudo. En cambio, unos vasos de arroz precocinado estándar, cuestan 1,50 por cada 250 gramos cocinados (los cuales equivalen a unos 125 gramos en crudo, porque el arroz coge volumen al cocerse)

Además, hay que tener en cuenta que también pagamos el plástico y los envases, que en muchos casos no aparecen en productos crudos. Lo del plástico ocurre también en alimentos crudos, como el pollo, pues el pollo de carnicería tiene mejor calidad y a veces sale más barato, al ahorrarse el uso del plástico al envasarlo.

Mira el precio al kilo

“Los alimentos precocinados no son caros, porque cuestan 2 euros, y 2 euros no son nada”. Escucho ésto todo el tiempo, sin embargo, hay que tener en cuenta el precio al kilo. Muchas veces, podemos ver una bandeja de carne que cuesta 2 euros y otra que cuesta 4. Sin embargo, la de 4 euros puede contener 2 kilos de carne, y la de 2 euros puede contener 200 gramos. De este modo, la de 4 euros es la opción más barata.

De este modo para comer con bajo presupuesto, nunca mires el precio normal, sino el precio al kilo, pues es el precio que al final te permitirá saber si algo sale caro o barato. Evita productos que cuesten más de 5 euros el kilo en carnes, y que cuesten más de 2 euros el kilo en tema de hidratos de carbono. Además, ten en cuenta el peso en seco y en mojado, pues un bote de garbanzos precocinado puede salir más barato al kilo, pero al estar ya cocinado, ha cogido peso en agua (100 gramos de garbanzos secos se convierten en casi 300 gramos de garbanzos cocidos).

Enfócate en comida barata y sana

Si no sabes sobre alimentos sanos que cuesten poco al kilo, no te preocupes, porque te tengo preparada una pequeña lista de la compra con lo que yo compraba para comprar con menos de 50 euros al mes. He escogido alimentos no solo que sean baratos, sino que traten de aportar todos los nutrientes y que más o menos, sean nutricionalmente densos, para conseguir más con menos.

Alimentos baratos

Hidratos

  • Arroz: 0,70-0,75 euros por kilo.
  • Pasta: 0,75 euros por kilo
  • Lentejas: 1,50 euros por kilo
  • Garbanzo: 2,20 euros por kilo
  • Patata: 0,80 euros el kilo

Grasas

  • Huevos (yema): 1,20 docena M
  • Aceite de oliva: 5 euros litro
  • Aceite de girasol: 1 euro litro

Verduras

  • Tomate: 2 euros kilo
  • Lechuga: 2 euros kilo
  • Pimiento rojo: 2 euros kilo
  • Zanahoria; 70 céntimos kilo
  • Cebolla: 1 euro kilo

Proteínas animales (los hidratos ya aportan proteínas vegetales)

  • Huevos (clara): 1,20 docena M
  • Cuartos traseros de pollo: 2,40 euros kilo
  • Aguja de cerdo: 3,50-4 euros kilo (ocasiones especiales)

Otros

  • Ketchup light: 1 euro el bote
  • Mayonesa light: 1 euro el bote
  • Especias varias: 0,50-1 euro la unidad
  • Sal de mesa: 0,20 euros el kilo

Entonces, teniendo en cuenta estos alimentos, ponemos hacer una compra por menos de 10 euros a la semana:

  • 1 kilo de arroz: 0,75
  • 1 kilo de pasta: 0,75
  • 2 docenas de huevos (lo de que el huevo es malo es un mito): 2,40
  • 1 kilo de traseros de pollo: 2,40
  • Prorrata de coste de aceites, especias y sal (se compra una vez al mes y se divide entre 4):
    • 0,50 especias y sal (compramos 4 botes cada dos meses con perejil, ajo en polvo, pimentón picante y orégano)
    • Aceite de oliva: 0,6 (una botella para dos meses, se usa para ensaladas y poca cantidad)
    • Aceite de girasol: 0,25 (una botella al mes, se usa para freír)
  • Medio kilo de tomate: 1 euro
  • Medio kilo zanahoria: 0,35 euros
  • 1 kilo de patatas: 0,80 euros

Total: 9,80 euros.

Puedes ir alternando con cualquiera de los alimentos de la lista, cambiando por ejemplo el tomate y las patatas. La base en realidad son los hidratos, con una proteína basada en los huevos y el pollo. En cuanto al aporte de grasa, confiaremos en la piel de los cuartos traseros del pollo, la yema de los huevos y el aceite. Las verduras son para el aporte de vitaminas. Si quieres gastar un poco más, puedes añadir condimentos como el ketchup o más especias, pero no es necesario.

Controla los gastos hormiga para comer con bajo presupuesto

Comer con bajo presupuesto

Los gastos hormiga, son aquellos gastos que hacemos sin darnos cuenta, y que se comen nuestra economía. Realmente, son el gran culpable de que la gente gaste demasiado dinero en comer, y junto a los precocinados, se llevan todo nuestro dinero.

Un buen ejemplo de gasto de hormiga, es ese paquete de chicles que te compras al salir del supermercado, ese bollo de crema que te comes como “recompensa”, esa lata de bebida energética que te tomas diariamente (yo lo haría y se come todo tu dinero) y en general, son todos los gastos pequeños, que no tienes en cuenta, pero que a la hora de ir sumando, se comen tu economía.

Si por ejemplo, cada vez que vamos a comprar compramos 1 paquete de chicles (1 euro), una lata de Red Bull (1,50), unas napolitanas de jamón (1 euro), unos caramelos (1 euro) y un bollo de chocolate (1 euro), y vamos a comprar tres veces por semana, estamos gastando 16,50 euros extra a la semana, lo cual al mes supone una cifra de 66 euros. 

Como ya habrás visto, 4 cosas que no suponen nada, ya están convirtiendo una compra de 50 euros al mes, en una de 116 euros. Y estamos hablando de pocos gastos hormiga, que en el caso de un núcleo familiar, se multiplican y te pueden llegar a comer la economía por completo. De este modo, este tipo de gastos son incompatibles con comer con bajo presupuesto.

La mejor forma de controlar los gastos hormiga, es establecer listas fijas de la compra y un presupuesto para hacer la compra. Sigue la lista y no compres nada que se salga de ella, a menos que sea alguna oferta de algo que tengas pensado comprar más adelante. Es la única manera de comer con bajo presupuesto.

Otros

  • Olvídate de comer fuera: Para comer con bajo presupuesto, olvídate de comer fuera, olvídate de pedir comida a casa y olvídate en general, de no cocinar tú. Sé que a todos nos gusta salir a comer una hamburguesa o una pizza, sin embargo, te debes olvidar de ello, al menos por un tiempo si quieres gastar poco.
  • Nada de caprichos: Los caprichos como el chocolate, a todos nos gustan, pero realmente, no nos hacen falta. Si quieres ahorrar en tu cesta de la compra, deberás olvidarte de ellos y reducirlos al mínimo, para evitar que la cesta de la compra se multiplique.
  • Evita la pereza: La principal razón por la cual se venden tanto los precocinados, es porque nos da pereza cocinar. Como hemos visto antes, cocinar no lleva mucho tiempo, y te puede ahorrar mucho dinero. Por ejemplo, los cuartos traseros se hacen en el microondas en 15 minutos a máxima potencia, una tortilla francesa se hace en 10 minutos en la sartén y cocer 300 gramos de arroz se hace en 15 minutos como mucho. Lo bueno es que puedes hacer las 3 cosas a la vez, llevándote 15 minutos en preparar la comida y la cena de ese día.
  • Compra más cantidad: Parece una obviedad, pero a más cantidad, más barato suele salir. Hay personas que llevan ésto más allá, y se juntan para comprar comida al por mayor entre varios, logrando precios bastante competitivos. No digo que haya que llegar a estos extremos, pero sí que puedes comprar 1 kilo de arroz en vez de 500 gramos para comer con bajo presupuesto.
  • Ofertas de última hora: Aprovecha los cierres del supermercado, los sábados por la tarde o los días antes de una festividad para ir a comprar. Muchas veces, se ponen productos en oferta porque se van a tirar, y puedes conseguir hasta un 50% de descuento en muchos alimentos. Eso sí, no caigas en la trampa de comprar cosas que no necesitas. Si no está en la lista, no lo compres.
  • Vitaminas: Una buena idea, es consumir un suplemento multivitamínico mineral, el cual te permitirá tener cubiertas las necesidades de vitaminas si no tienes dinero para comer tan variado. Aun así, recomiendo siempre meter alguna verdura a la semana, porque pese a no ser nutricionalmente densas, te dan muchas vitaminas y bienestar.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un hombre tiene que ser una máquina, pero no en sentido lieral * Vete inocente

Introduce tu email para recibir de forma gratuita el ebook



Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, al tratamiento de sus datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.

Usted declara, a través de la marcación de la presente casilla, bajo su propia responsabilidad, tener cumplidos los catorce años de edad, respondiendo de manera exclusiva y personal de la veracidad de dicha declaración y asumiendo, por ende, las posibles responsabilidades legales al respecto.

Usted consiente, a través de la marcación de la presente casilla, para la recepción de comunicaciones comerciales y de cortesía relacionadas con nuestra entidad a través del teléfono, correo postal ordinario, fax, correo electrónico o medios de comunicación electrónica equivalentes.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Declaro, bajo mi propia responsabilidad, ser mayor de 18 años y respondo de manera exclusiva de la veracidad de dicha declaración.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: